Unidad didáctica 2. Actividad evaluable 1. “La evolución de la comunicación. Correo electrónico».

Actividad 1. Lectura inicial de la unidad.

«Pablo ha tenido un accidente en la pista de skate; como consecuencia, le han escayolado el brazo y va a estar un tiempo sin ir a la escuela. Cada tarde, un compañero va a visitarle. Después de intercambiar cromos y repasar los últimos acontecimientos, cogen los libros de texto y le pone al día de las tareas pendientes de cada asignatura.
Ahora, sus amigos y amigas, usando las tecnologías, están diseñando un plan para que pueda participar al máximo de lo que ocurre en clase».

¿Qué harías para que no se pierda las explicaciones de clase? ¿Qué puede hacer para entregarle las tareas a la profesora y que se las devuelva corregidas?

Contesta a estas preguntas entrando en el foro habilitado en Helvia. Pulsa en la imagen:

Actividad 2. Correo electrónico.

Una de las opciones de comunicación que se han impuesto definitivamente, tanto en el ámbito social como en el profesional, ha sido el correo electrónico (también conocido como «e-mail» o «email»).
Mediante este sistema se pueden enviar no solo mensajes de texto, sino también otro tipo de información digital en forma de archivos de audio, vídeo, imágenes, etc.

– ¿Qué se necesita para usar el correo electrónico?
Para poder utilizar el correo electrónico, necesitamos:
1. Estar dado de alta en uno de los servicios de correo disponibles.
2. Tener una dirección de email.
3. Conocer las direcciones de correo de aquellas personas con las que nos queremos comunicar.
Todas las direcciones de correo tienen la misma estructura:
• nombre de usuario (o nick)
• @
• Marca o empresa que presta el servicio con su dominio
correspondiente (.es, .com, .org, etc.):
nombredeusuario@empresa.com

– Requisitos legales
Es importante saber que en España ningún menor de catorce años podrá darse de alta de forma particular en ningún servicio de Internet en el que haya que introducir datos de carácter personal.
La razón legal la encontramos en el artículo 13 del Reglamento de Desarrollo de la Ley Orgánica de Protección de Datos, que prohíbe a cualquier empresa o entidad registrar datos de menores de catorce años sin el consentimiento de su padre y madre, o bien tutores o tutoras legales.
Falsear información o la identidad puede conllevar otra serie de problemas, además de infringir la ley. Del mismo modo, hay que tener cuidado con todo aquello que intercambiamos a través del correo electrónico sin el consentimiento de nuestros responsables legales o de las personas propietarias de dichos contenidos.

– Correo electrónico: seguridad y privacidad
En Internet se pueden encontrar distintos proveedores de correo; unos son gratuitos, y otros, de pago. Algunos de los más utilizados son: Gmail (de Google), Outlook (de Microsoft) o Yahoo (de Verizon).
Las personas que tienen una cuenta de correo acceden introduciendo su nombre de usuario y su contraseña.
A través del correo electrónico intercambiarán información privada: contactos, fotos, vídeos, documentos, etc., por ello es muy importante que la contraseña sea segura.
Una contraseña segura debe contener mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Además, cuando accedan al correo, no deben dejar el usuario y la contraseña memorizada en el dispositivo, sobre todo en aquellos que sean de uso común, dado que cualquier persona podría entrar en el correo y hacer un uso indebido.

Hacemos una lluvia de ideas de personas con las que nos gustaría comunicarnos.

Además de poder comunicarnos por correo electrónico, también lo podemos hacer mediante videoconferencia, lo que nos va a permitir vernos y hablarnos simultáneamente. ¿Con quién o quiénes podríamos preparar una?, ¿un personaje famoso?, ¿estudiantes de otro colegio?, ¿los autores de este libro?, ¿otra persona?

Ordena toda esta información en un esquema en Popplet. Pulsa en la imagen:

Actividad 3 (ampliación). Correo web.

Las personas que utilizan correo electrónico acceden a él escribiendo la dirección web del servicio en el navegador. Para un acceso más rápido pueden añadirla a su «barra de favoritos» o «marcadores», como aprendimos en la unidad anterior.
Introducidos el usuario y la contraseña, lo primero que se muestra es la bandeja de entrada, las carpetas que existen por defecto más las que haya creado la persona usuaria y los accesos mediante un menú superior a las opciones Redactar, Archivar, Eliminar, Marcar como leído, etc.
Organizar el correo por carpetas ayudará a gestionarlo de una manera más eficaz, clasificando cada mensaje entrante según la temática o el tipo de usuario (familia, amigos, colegio, etc.).

– Leer el correo

Cuando se recibe un correo, aparecerá resaltado en la bandeja de entrada. También son múltiples las opciones disponibles cuando se accede a él: Eliminar, Marcar como no leído, Responder, Reenviar…

– Enviar un correo
Para escribir un mensaje de correo, seleccionarán la opción Redactar o similar (Nuevo correo electrónico, Nuevo mensaje, etcétera). Es importante que conozcan los campos que tienen que completar.