¡A RELAJARNOS COCINANDO! Apoyo a Infantil 3, 4 y 5 años.

En estos días tan estresantes nos viene bien actividades manuales que nos ayuden a descargar tensiones. Aquí va una divertida, que les ayudará a tener mayor habilidad manual, más fuerza en los dedos y en las muñecas, que podrán compartir con papá, mamá o hermanos/as y que nos ayudará a reforzar conocimientos matemáticos: ¡haremos galletas!

Primero a prepararse: delantal, gorro y lavado de manos. Nos ponemos el delantal grande si no hay pequeño y podemos hacer el gorro.

Aquí lo hacen de goma eva, pero también sirve de cartulina, de papel de periódicos, de revistas…

     INGREDIENTES PARA LAS GALLETAS:

          Mucha Paciencia

          Kilos de Amor

          Un poquito de Ayuda

          Risas a discreción

          225 grs. de harina

          112 grs. de mantequilla sin sal

          95 grs. de azúcar glas

          1 huevo

          Esencia o especia (canela, jengibre, vahinilla…)

REALIZACIÓN

      Un beso y un achuchón para empezar, así ponemos en marcha todo nuestro amor.   

     Batir la mantequilla a temperatura ambiente,

añadirle el azúcar a cucharadas contando cuántas son, el huevo batido (con una cucharada de harina para que no se cuaje) y la esencia.

       Se tamiza la harina y se va añadiendo poco a poco también a cucharadas contándolas, cuando no se pueda con la batidora se amasa con las manos.

     Píntate la nariz con harina y gasta unas risas de las que disponemos para la receta.

     Añadir paciencia y dejad que los niños/as lo hagan.   

Cuando ya no se pegue está lista. Envolver con plástico y reposar en el frigorífico al menos dos horas.

Mientras esperamos… a cantar y bailar

Vamos a pensar qué formas les vamos a dar a las galletas. Podemos dibujarlas y colorearlas.

Estirar con rodillo entre dos papeles de hornear, o las aplastamos con las manos intentando dejar el mismo grueso por todas partes. Cortar las diferentes galletas. Un poquito de ayuda no les viene mal. Las podemos cortar con formas: cuadradas, circulares, triangulares, rectangulares, ovales, de estrella, de árbol… así vamos repasándolas. Si tenemos moldes para la plastilina también nos sirven, ¡los lavamos muy bien y manos a la obra!

Colocarlas en una bandeja con papel de hornear.

 El horno sólo lo tocan los mayores, así que mucha ayuda para continuar. Meterlas en el horno previamente calentado a 175ºC, con calor arriba y abajo y sin ventilador. Hornear 14 minutos aproximadamente.

     Estarán listas cuando se doren los bordes y hayan perdido el brillo. No se tocan hasta que se enfríen porque se rompen. ¡Qué bien nos han quedado!, un fuerte abrazo para celebrarlo.

Para decorarlas se hace glasa real: clara de huevo, zumo de limón, azúcar lustre. Se bate un poco la clara, se le añade el zumo y luego poco a poco el azúcar hasta que no se caiga al levantar la batidora. Dejad que metan el dedo, que lo prueben o que le pinten la cara a mamá/papá (ja, ja, ja)

     Se separa un poco y se añaden colorantes en gel, si no tenemos un poco de azafrán, fresa…

Con la textura «dura» se perfilan las galletas.

     A la glasa anterior se le va añadiendo agua poquito a poco (gotas), hasta que tenga una textura más líquida que nos permita rellenar las galletas. Lo pueden hacer con la manga pastelera o con la cuchara.

     Los huecos se terminan de llenar con un palillo de dientes moviendo la glasa que ya hemos puesto.

Se pueden decorar espolvoreando galletitas molidas, caramelitos, azúcar, chocolate, frutas…

¡QUE DISFRUTÉIS!